CONSULTORES INMOBILIARIOS    

   934 141 034   

   656 913 453   

    info@bcnrealestate.es   

Cabecera1.jpg

Para aquellos que desconozcan la materia, la forma más básica de calcular la rentabilidad de un inmueble arrendado (local, oficina, edificio) es dividir la renta neta anual entre el coste de adquisición:

 

i = Ra / Ca x 100

Donde:
i es la rentabilidad
Ra es la renta anual neta
Ca es el coste de adquisición

 

De la expresión anterior, se obtiene la rentabilidad i en forma de tasa de interés para el primer año. A partir del segundo año, con la variación de las rentas y de los gastos necesarios, la amortización del inmueble, la inflación y otras variables, la tasa i debe de ser recalculada con cálculos más complejos. A pesar de ello, como punto de partida, la expresión detallada más arriba es perfectamente válida.