CONSULTORES INMOBILIARIOS    

   934 141 034   

   656 913 453   

    info@bcnrealestate.es   

Cabecera1.jpg

Por lo que respecta a la renuncia a la exención del IVA en transmisiones inmobiliarias, hasta el 31 de diciembre de 2014 se exigía que el empresario adquirente del inmueble, y en función del destino previsible, tuviera derecho a la deducción total del impuesto soportado por dicha adquisición. La Ley 28/2014, de 27 de noviembre, introduce modificaciones a este respecto, entre otras, en la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido.

Con la modificación, se amplía el ámbito objetivo de la aplicación de la renuncia a la exención, al no vincular la misma a la exigencia de que el empresario o profesional adquirente tenga derecho a la deducción total del impuesto soportado en función del destino previsible en la adquisición del inmueble, si bien se exige que dicho empresario tenga derecho a la deducción total o parcial del impuesto soportado al realizar la adquisición o en función del destino previsible del inmueble adquirido.

Así pues, a partir del 1 de enero de 2015 la renuncia a la exención no queda condicionada a este requisito, puesto que podrá ser ejercitada por el transmitente cuando el empresario o profesional adquirente tenga derecho a deducir el impuesto, ya sea total o parcialmente, siempre que el adquirente sea un empresario o profesional que no realice actividades exentas.

Además de lo anterior, se añade que en el caso de que no se cumpla lo anterior, es decir, sin existir el derecho a la deducción del impuesto, también podrá renunciarse a la exención cuando, en función del destino previsible, los bienes adquiridos vayan a ser utilizados, total o parcialmente, en la realización de operaciones que originen el derecho a la deducción.

Se mantiene que la renuncia a la exención deberá comunicarse fehacientemente al adquirente con carácter previo o simultáneo a la entrega de los correspondientes bienes y que deberá practicarse operación por operación por el sujeto pasivo (quien transmite o entrega los bienes).

La novedad reside en la justificación que debe emitir el adquirente, a fin de adecuarla a la redacción del artículo 20.Dos de la Ley. De esta forma, el adquirente deberá emitir una declaración en la que haga constar su condición de sujeto pasivo con derecho a la deducción total o parcial del IVA soportado por las adquisiciones de los bienes inmuebles o, en otro caso, que el destino previsible para el que vayan a ser utilizados los bienes adquiridos le habilita para el ejercicio del derecho a la deducción total o parcialmente.

fuente: Agencia Tributaria
fuente: Fiscal Impuestos
BOE