CONSULTORES INMOBILIARIOS    

   934 141 034   

   656 913 453   

    info@bcnrealestate.es   

Cabecera1.jpg

La Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude, introduce ciertas modificaciones para, entre otras, aquellas operaciones de entrega de inmuebles en las que se renuncia a la exención del IVA, por tratarse de segunda o ulterior transmisión.

La modificación indica que serán sujetos pasivos del Impuesto:

1. Las personas físicas o jurídicas que tengan la condición de empresarios o profesionales y realicen las entregas de bienes o presten los servicios sujetos al Impuesto, salvo lo dispuesto en los números siguientes.

2. Los empresarios o profesionales para quienes se realicen las operaciones sujetas al Impuesto en los supuestos que se indican a continuación:

[...]

e) Cuando se trate de las siguientes entregas de bienes inmuebles:

[...]

  • Las entregas exentas a que se refieren los apartados 20.º y 22.º del artículo 20.1 en las que el sujeto pasivo hubiera renunciado a la exención.


La modificación introduce la inversión del sujeto pasivo. Ahora el adquirente es el obligado a ingresar la cuota resultante directamente en la Hacienda Pública mediante la correspondiente declaración-liquidación de IVA, en la que consignará el IVA repercutido y, si tiene derecho a devolución, la misma cantidad la consignará como IVA soportado. No tiene obligación de expedir autofactura.

La parte vendedora debe emitir una factura sin IVA en la que deberá de reflejar necesariamente la “inversión del sujeto pasivo, en función del art. 84.Uno.2.e) de la Ley 37/1992 del IVA, modificada por la Ley 7/2012” y, por lo tanto, no incluirá el IVA repercutido en su libro de facturas.

 

Fuente: Notarios y Registradores
Fuente: Gregorio Labatut